Tu.

Algunas veces me pregunto por qué nunca te hice mío del todo. Fué más bien un comienzo, un juego de piel que no llegó a mucho, como dos muchachos jugando. Pero yo no soy un muchacho ya más. Vos, sí. Tal vez por eso juegas tanto
Nunca te sentí dentro o yo de tí. Y era una de las cosas que más quería. Pero no lo hice y no insistí, a pesar de que sabía que el sexo era una de nuestras mejores armas. Miedo? Lo más probable. De que nunca hubiera podido sacarte de mí después. O tal vez de que estuviera pidiéndole a un olmo que me diera peras. Pero todavía te pienso, y ese recuerdo de piel me carcome a veces. O sea que cumpliste tu cometido: quedarte conmigo por siempre.
Para tí, Tú.

Comments

Translate

Followers

Popular Posts

En otra lengua

Restricted to Adults

Restricted to Adults
Under 18? Beat it. Now.