Te has parado a pensar...



Y pasa otro año. Quien se lo pensaria.
Que estos años están pasando como agua, pero al mismo tiempo se demoran eternidades. . Y que se puede decir de este que termina? Lo de siempre? Lo de nunca? Y es que escribir sobre el día que ya ha pasado y la noche que llega es de lo mas difícil de hacer.
De las cosas buenas, que a veces se olvidan tan pronto se disfrutan, de las malas, que se tratan de olvidar sin mucho éxito, a menos que tengan que ver con un ex amante, porque ahí, si se olvidan de una vez y del resto, que es lo que vivimos día a día, no queda sino una niebla que a veces se obvia y a veces se deslíe.
Y este es otro que pasa, aquí, en la puta mierda. Y no es que me desagrade este pedacito de tierra que, como los gatos circulo y circulo para arrellanarme, para crearme un espacio que a veces no pasa y a veces pasa demasiado.
Claro que siempre están los amigos. Los amigos, que te llenan de motivos con los mensajes diarios en el espacio cibernético, con el Messenger de Yahoo, en Facebook, en Ringo y en todos los blogs y sitios donde dejas un poquito de ti para sentirte completo, para llenar esos momentos en que te hace falta ese algo que no te lo dan paseos por Macy’s o idas a cine. Porque lo que te hace falta a veces es el chiste que solamente entienden los que 'saben', el recordar momentos comunes mientras se disfrutaba a Almodóvar o se vivían momentos a los veinte años que se han quedado contigo para siempre.
Y es en esos momentos cuando sientes que te pones en contacto contigo mismo que ese sentimiento de vivir prestado –con comodidades de pago y una cuota inicial que fue tu vida- te llena y te hace sentir un poquito de nostalgia.
Claro que eso no te evita contar tus bendiciones (que son muchas) y reírte de tus bobadas (incontables) y sentir que sigues creciendo, que todo lo que has vivido si tiene sentido y que al fin y al cabo tienes lo que mas importa: salud y amor. Aunque aparezca una que otra cana cada diez o doce meses, aunque ya no puedas hacer yoga con tanta facilidad y el ir al gimnasio es un deber y no un placer. Aunque ya no puedas comer tanto helado porque piensas en el colesterol (y en que te quieres seguir poniendo vaqueros talla treinta). Aunque sigas teniendo la idea de que en algun lugar, en algun momento tuviste mucho mas o algo menos y que de algun modo, algo falta. Pero no sabes que.
Feliz 2008 y millones de besos.

Comments

  1. ¡Cómo me has dejado! ¡Muerrrrta! ¡Qué poeta es "la negrita desde la puta mierda"! Qué nostalgia campesina, qué alegría saberte amigo, coincidente en tantas vivencias y sentimientos. Te deseo lo mejor, mucho Amor (y haz lo que quieras). Gracias por las lágrimas que has provocado, que siempre limpian la armadura oxidada.
    ¡FELIZ VIDA!

    ReplyDelete

Post a Comment

Go ahead, give it to me.

Translate

Followers

Popular Posts

En otra lengua

  • Reducción del daño - Hace seis meses comenzó en Medellín una súbita reducción en los casos de homicidio. En un pequeño lapso tuvimos el mes más violento en los últimos cin...
    2 days ago
  • GRATULATION! - ..si, estaba de hibernacion, ¡y de hecho lo estoy, joer!, soy un tío de palabra: cuando yo digo que hiberno, hiberno. Pero no sé. La cosa es que más que...
    1 week ago
  • A un corazón de distancia - Por: Juan Mosquera Restrepo * *"¿Cuántas ciudades hay adentro de una misma ciudad? Medellín es una palabra distinta según la voz que la pronuncia. Un siti...
    2 weeks ago
  • El romántico excepcionalismo (II): montañerismo atávico - [image: https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/f/f1/Arrieros_y_colonizadores.jpg] Quien conoce a este servidor, sabe que le gusta asistir a co...
    4 months ago
  • - Hoy camine algunas calles de la ciudad que habito, podría decirse que aunque la habito me siento ajeno, basta caminar o mirar las montañas para darse cuen...
    9 months ago

Restricted to Adults

Restricted to Adults
Under 18? Beat it. Now.